5 problemas más comunes en las tiendas online

Lamentablemente, las tiendas online se enfrentan todos los años a ciertos problemas que pueden hacer peligrar la vida de éstas. No hay que olvidar que los negocios online son, al fin y al cabo, negocios y están sometidos a casi los mismos riesgos que los negocios convencionales. A continuación, los 5 problemas más comunes en las tiendas online.

1.- Tienda mal configurada

No todos nacemos aprendidos, por lo que no podemos controlar todas las facetas existentes en el mundo de las páginas web. En lo que se refiere a las tiendas online, deben guardar una serie de requisitos básicos para que funcionen. Se podrían considerar como requisitos los siguientes:
– Contenido. Una mala decisión propiciará un “copia y pega” en todas las fichas y descripciones de los productos que tengas en tu tienda. Esto provoca que Google penalice tu tienda por culpa del contenido duplicado, ya que el contenido de la descripción de nuestros productos es el mismo que en otras tiendas online.
– Hosting. Es muy común ver alojamientos que provocan cargas lentas en las tiendas online. Esto ocurre porque no se invierte lo debido en el hosting.
– Mala indexación.
No hay un manual de instrucciones, pero la experiencia, la formación y la información que podemos encontrar, ayudan a mantener a flote la tienda online.

2.- No hay tráfico

Cuando una tienda online no tiene tráfico, ocurre lo mismo a cuando en una tienda física no entra gente: no vendemos nada. Los ingresos principales de las tiendas online son las ventas, así que os podéis imaginar el panorama si no vendemos. Dadas estas circunstancias, tenemos que analizar qué está pasando porque la tienda no puede estar mucho tiempo así.
Como consejo, no os pongáis taquicárdicos/as si vuestra tienda online no tiene tráfico, pero ha sido recientemente lanzada: es normal que no tenga tráfico todavía. Esto sucede porque la página todavía no ha sido posicionada como debe, algo que ocurre con las páginas web nuevas.
Si no te encuentras en el caso anterior, debemos plantearnos bien qué está pasando. A bote pronto, se me ocurre que revisemos lo siguiente:
– Posicionamiento SEO. Si habéis hecho un posicionamiento SEO, revisad todos los atributos, metas; de todo. A lo mejor hemos hecho algo mal.
– Buscad. Es posible que alguien esté apropiándose de nuestro trabajo y esté posicionando mejor que nosotros, algo que ocurre poco, pero ocurre.
– Promoción. Si no habéis emprendido campañas promocionales, ya es hora de que lo hagáis. La mayoría de las tiendas online tienen presencia en redes sociales: empezad por ahí. La famosa marca de gafas de sol Hawkers se hicieron tan famosas porque invertían 3000€ todas las semanas en Facebook Ads.
No hace falta que os gastéis eso, pero empezad por Facebook Ads y Google Adwords.
– Contenido. Es la base del posicionamiento; de hecho, hay expertos que aseguran que más que el posicionamiento SEO, el contenido es el rey de Google. Empezad a configurar bien las fichas de producto, descripciones de artículos, cread una landing page, etc.

3.- Tengo tráfico, pero no tengo ventas

Siempre he tenido una teoría acerca de los clientes que entran en una tienda y se van sin comprar. Normalmente, la lógica nos dice que se van porque no encuentran lo que buscan, pero he visto a comerciales vender algo que los clientes ni buscan, ni necesitan. Todo tiene que ver con el gancho, es decir, conseguir convencer y enganchar a los clientes de que compren un producto o varios.

¿Cómo enganchamos? En los negocios online hay muchas formas de conseguirlo, o, al menos, de intentarlo.

Una de ellas, es el newsletter o el email marketing, éste consiste en que el cliente entre a nuestra tienda y se suscriba a nuestro newsletter (ingresando su email) para recibir algo a cambio, normalmente un descuento. Esto nos ayudará a recordarles a nuestros clientes que existimos, incluso, a ayudarles a decidir acerca de una compra.

Por otro lado, hay ciertos aspectos que tenemos que tener en cuenta y que ayudan a convencer a un cliente:

– Contacto. Debéis tener un apartado de contacto que proporcione suficientes vías al cliente, además de transmitirle confianza. Como consejo, debéis tener un e-mail, número de teléfono, What’s App y una dirección física. Ojo con la dirección física, si no la ponéis, no confiarán.

– Reseñas. Otro paso a conseguir darle confianza al cliente, es que tengamos reseñas de nuestros productos por otros clientes. Esto le hará ver que otros han confiado en nosotros y les ha ido bien. Obviamente, tenemos que conseguir que las reseñas sean positivas.

– Politica de devolución y reembolso. Como consecuencia de Amazon, todos quieren disfrutar de condiciones de devolución y reembolso similares. Por tanto, debemos ofrecerles unas políticas atractivas en este aspecto.

4.- Mis clientes no vuelven

Nos enfrentamos a un gran problema, si tenemos clientes que han comprado en nuestra tienda, pero no vuelven. Normalmente, será porque no han tenido una experiencia satisfactoria o positiva, lo que les lleva a no repetir con nosotros. Por tanto, podemos hacernos preguntas, encuestar a los clientes que nos compran vía email o telefónicamente, como buscar opiniones en Google de nuestra tienda.
Respecto a las preguntas, haceros cuestiones referentes al tiempo de envío, política de devoluciones, precios de la competencia, servicio de atención al cliente o campañas de marketing en marcha.
Para que os hagáis una idea, es mucho más difícil conseguir un nuevo cliente, que fidelizar a uno actual.
Pasos para abrir una tienda Online

5.- Competencia

En internet, la competencia está a la orden del día, por lo que tenéis que estudiar bien quiénes son vuestros rivales, qué precios manejan, qué ofrecen a los clientes, qué campañas de marketing emprenden, etc. No les estudiéis para copiarles, sino para mejorar lo que ya ofrecen.
Quizás, no estemos vendiendo lo que pensábamos porque la competencia ofrece lo mismo a menor precio. De hecho, la causa principal de que no nos compren suele ser esa, especialmente si tiene que ver con clientes que eran nuestros.

¿Tienes alguna inquietud o comentario?

Contáctanos